Especial 6to Poder: Maraña en la asignación de casas dentro de la Gran Misión Vivienda Lara

Martes, 14 de agosto del 2012.- En un año electoral, no cumplir con las promesas hechas y dejar a un lado las necesidades de los habitantes al final puede costar el número de votos. 

Rancho 5A, Yucatán, Los Crepúsculos, Patarata y Gloria del Sur son los proyectos habitacionales que ha sido inaugurados por el Gobierno nacional en el marco de la Gran Misión Vivienda. El Sisal, Villa Asoconoro y cinco mil viviendas de Corpolara en encuentran actualmente en construcción. Las personas beneficiadas serán aquellas que han quedado sin casas por las lluvias caídas en la entidad en los últimos años y también podrán optar las familias de bajos recursos que no cuenten con vivienda propia.

Para el levantamiento de estos urbanismos, gran cantidad de recursos han sido aprobados por el Gobierno nacional, incluso la Ley Habilitante fue otorgada al Presidente Hugo Chávez por la Asamblea Nacional precisamente para resolver la situación de vivienda en el país.

El 8 de julio del 2011 el mandatario nacional aprobó más de 14 mil 624 millones de bolívares para el financiamiento de los planes de vivienda; entre esos proyectos se encontraba la edificación de 10 mil viviendas, obras de urbanismo y equipamientos a ser ejecutadas por la empresa constructora iraní Kayson Company en los estados Lara y Carabobo, es decir, dos mil 900 millones de bolívares y 403 millones de dólares aproximadamente para cada estado.

Según el Coordinador del Buró Político en el estado Lara, Luis Jonás Reyes, la meta para este año en la entidad es de 16 mil soluciones habitacionales, y para este mes de agosto se espera continuar la segunda etapa de Patarata y Villa Productiva.

Sin embargo, las familias que debían ser beneficiadas denunciaron una serie de irregularidades en la asignación de las casas.

OTRO CASO

Treinta familias a las que les correspondía la asignación de viviendas en el complejo habitacional Rancho 5A, ubicado en el sector El Ujano del municipio Iribarren, se quedaron fuera porque muchas de estas viviendas fueron entregadas a damnificados provenientes de Caracas, que ahora han decidido vender por lo lejos que se encuentran de sus familiares.

Hay apartamentos que aun no han sido habitados y según la lista que tienen las familias en espera, estos se encuentran asignados, uno al diputado ante la Asamblea Nacional, Alexander Torrealba; otro está a nombre de Miriam Silva, hermana del presidente del Inavi en Lara, Vladimir Silva, así como a su asistente, Frank Torrealba García.

Esta situación ha generado molestia entre las personas censadas para optar a una de las casas construidas por el Gobierno nacional en la entidad; consideran que muchos de estos dueños realmente no requieren con urgencia la vivienda. “Ante tanta deficiencia e irregularidades pedimos la destitución del Presidente de Inavi en Lara”, dicen en protesta.

Habitantes del sector ocho de Indio Manaure también esperan por soluciones habitacionales que fueron prometidas con la construcción de Rancho 5A. Ellos acudieron a las oficinas del INAVI en Lara y la respuesta que recibieron por parte del director fue que “la orden viene desde Caracas”, y para tratar de solucionar el problema les dieron la opción del Urbanismo Gloria del Sur, en Sarare. Al trasladarse hasta el lugar, los censados afirmaron que son viviendas no habitables por no contar con los servicios públicos. Finalmente, les han dicho que deben esperar la culminación de las Torres del Sisal.

En el Urbanismo Villa Asoconoro, ubicado en el barrio El Carmen, se presenta el mismo caso; la construcción comenzó en el año 2005 con un presupuesto inicial de 12 millones de bolívares y en el 2008 fue paralizada por supuesta insuficiencia de recursos. Quien estaba a cargo para esa fecha, el ciudadano, Wilmer Perozo, fue detenido el 12 de mayo del 2011 por estar involucrado en estafa a los dueños de los apartamentos.

Según una nota de prensa emitida en esa fecha por el Comandante del Destacamento de Seguridad Urbana de Lara, Coronel Eugenio Cedeño, la referida asociación era la encargada de administrar recursos del Banco Nacional de Habitad y Vivienda (Banavih) en el desarrollo de la urbanización Villas de Asoconoro.

El 10 de mayo de ese mismo año el cuerpo de seguridad recibió el oficio Nº 11725-2011, asunto principal: kp01-p-2011-006103, emanado del Tribunal de Control Nº 06 del Circuito Judicial Penal del Estado Lara, a cargo del abogado Oswaldo José González Araque, ordenando “la aprehensión del ciudadano Wilmer Benito Perozo Moreno, C.I. V-3.379.750, presidente de la Asociación Civil Pro Vivienda Combatientes del Noroeste (Asoconoro), por los delitos de apropiación indebida calificada, estafa continuada, asociación para delinquir y  aprovechamiento fraudulento de fondos públicos, procediéndose a la captura inmediata de este ciudadano, con el respeto a sus derechos humanos”.

Meses después se logró continuar la obra, sin embargo, muchos de los apartamentos comenzaron a ser asignados, supuestamente por el Inavi, a familias que no estaban incluidas inicialmente en el proyecto. Los propietarios se dirigieron a la Fiscalía del estado, la Defensoría del Pueblo, Banavih, Inavi y hasta la fecha continúan sin respuestas y sin viviendas.

Irregularidades en la aprobación de créditos

Se ha denunciado que el financiamiento para quienes realizan contribuciones a través del Fondo de Ahorro Obligatorio para la Vivienda (FAOV) jamás llega a concretarse, sus nombres no aparecen en los listados que recibe el Banco Nacional de Vivienda y Hábitat y no son liquidados los recursos. Hay quienes tienen más de nueve meses en espera por los créditos.

El último de cada mes, el banco debe enviar los nombres y apellidos de las personas a quienes se les concedió el crédito. Sin embargo, este listado, en ocasiones, no sale a la luz pública.

Han denunciado que las carpetas que llegan al Banavih contienen datos de clientes que no existen, cédulas extrañas solicitando créditos. Ante esto, los afectados se preguntan a dónde van los créditos.

MAL TRABAJO

Unas 80 familias que residen en la Urbanización Socialista Simón Bolívar, ubicada al oeste de Barquisimeto, denunciaron el deterioro de la infraestructura de los edificios que fueron construidos hace dos años por el Gobierno nacional y el Instituto Ferroviario. Afirmaron que muchos de los 64 apartamentos presentan grietas y filtraciones en la infraestructura, además del colapso de las cloacas. Estas familias aun esperan por la titularidad de los apartamentos.

SIN CASA NI RANCHO

Varias son las familias en el estado Lara que creyeron en las promesas hechas con la Misión Vivienda. En algunos casos les pidieron derrumbar sus ranchos para nivelar el terreno y posteriormente comenzar con la construcción de la casa, como ocurrió en los sectores Santa Bárbara de Cabudare y en el norte de Barquisimeto, pero aun esperan por las viviendas.

Muchos se vieron en la necesidad de alquilar otros ranchos o construir uno nuevo, pero ahora con mayor escasez de materiales e improvisación, sólo con bolsas negras y cartón, por no contar con los recursos necesarios. Han acudido a las alcaldías de cada municipio para saber en qué fecha se iniciará la construcción de sus viviendas y no han recibido respuestas.

Al consultársele al diputado Luis Jonás Reyes sobre estas irregularidades de la Gran Misión Vivienda en la entidad respondió que “se debe revisar y si hay debilidades en la asignación están sujetos a corregir”. Pidió paciencia a los habitantes.

María Fernández Pérez

Semanario 6to Poder 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s